Como ya te hemos contado en nuestra primera entrada de nuestro blog, en nuestra empresa puedes encontrar todo tipo de maquinaria de automoción en Valencia. Y es que trabajamos con todo lo necesario para los talleres mecánicos. Entre los artículos que puedes encontrar están, por supuesto, los gatos. Y en esta entrada queremos detenernos precisamente en ellos para explicarte los diferentes modelos que se pueden emplear.

El gato mecánico es el modelo más sencillo. Dispone de una superficie para apoyar al suelo y una pata para coger el marco del coche. Eso sí, no puede superar la tonelada y media de peso. Es el más habitual para cambiar ruedas.

El gato hidráulico de carretilla es el gato de taller más habitual. Tiene un bastidor rígido con ruedas, un cilindro hidráulico y un brazo articulado con un disco de levantamiento. Pueden levantar entre 2 o 3 toneladas, aunque algunos modelos pueden llegar a las 5.

El gato hidráulico de botella se diferencia del anterior en que el elevador no está montado en el bastidor sino que cuenta con soporte fijo y plano. Se eleva a través del gato. Puede cargar hasta 20 toneladas.

El gato de cremallera se utiliza haciendo girar una manivela. Normalmente se emplea en trabajos de agricultura, con terrenos accidentados. Puede elevar tractores o coches 4x4, hasta 15 toneladas.

Sobre el gato neumático y sus variedades te daremos más detalles en otra próxima entrada.

En caso de que necesites comprar un gato para tu taller te aconsejamos que acudas a nuestra empresa. En JMJ Técnics te podemos ayudar a encontrar el modelo que mejor se adapte a las necesidades que puedas tener.

Además, contamos con una gran variedad de maquinaria de automoción en Valencia. No dudes en preguntarnos por los precios de cualquier artículo.